familia feliz

Creer es la base de nuestros sueños. Decía Eleanor Roosevelt que “el futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños, y en el andar hacia esos sueños, “el destino puede seguir dos caminos: rehusarnos al cumplimiento de nuestros deseos o cumplirlos plenamente (Henri-Frédéric Amiel).

Por eso debemos tener confianza y cumplir plenamente nuestros deseos de que podemos cambiar lo que nos proponemos, confiar es el fundamento de toda relación humana, nadie puede caminar junto al otro sin tener la fe y la certeza de que puede confiar en él, y si no confiamos en nosotros, en nuestra causa, es imposible avanzar y crecer.

Haciendo paráfrasis del pensamiento reflexivo de los grandes, encontramos que “la esperanza es el único bien común a todos los hombres; los que lo han perdido todo, la poseen aún” (Tales De Mileto). Asimismo “la esperanza es el sueño de los que están despiertos (Carlomagno); “generalmente ganamos la confianza de aquéllos en quienes ponemos la nuestra” (Tito Livio), porque “la confianza en sí mismo es el requisito para las grandes conquistas”, decía Ben Jonson.

Cuando hablamos de confianza hablamos de transparencia y cuanto más se conoce de algo, más confianza hay en una relación, por eso para confiar en una propuesta hace falta primero tener conocimiento de ello; y es por ello que te invitamos a ser parte, a conocer tus deberes sociales, que son la vía para transitar hacia la conquista de los derechos que en cierto modo te son negados por la falta de políticas adecuadas, por eso ten fe y extiéndenos tu mano, porque solo unidos podemos conquistar un mejor destino. “La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito” (Ralph Waldo Emerson), juntos podemos.

comments powered by Disqus