Actividades de la viviemda

Los miembros fundadores de la “Organización Nacional por la Vivienda” (ONV), dominicanos (o residentes legal en el país), mayores de edad… comprometidos con el bien social y conscientes de la apremiante necesidad de reclamar de los poderes del Estado y de la sociedad…

Decidieron crear una organización fuerte, basada en la unidad y el concenso entre las diferentes clases sociales, para procurar la aplicación de políticas adecuadas, coherentes y efectivas conforme las disposiciones constitucionales y legales existentes, a la vez de crear y proponer nuevas legislaciones dirigidas a tales propósitos, para que el derecho de acceso a una vivienda adecuada sea una realidad alcanzable en nuestro país; debido a que, por un lado, se observan tantos y tantas dominicanos y dominicanas que han vivido, siguen y seguirían empujados indefinidamente a cohabitar en condiciones infrahumanas, y del otro, notamos que la esperanza de que más dominicanos puedan lograr el sueño de acceder a un techo adecuado, propio o alquilado, cada día se torna más inalcanzable sin que se apliquen políticas públicas adecuadas.

Tal situación obedece a que el Estado Dominicano no cumple o cumple escasamente su rol natural de regulador y promotor de los derechos de las mayorías, lo cual solo podría ser revertido si exigimos su cumplimiento mediante la implementación de verdaderas y efectivas políticas de bien social, que vallan orientadas a promover la inversión pública y privada en la construcción de viviendas adecuadas asequibles, según lo requieran las diferentes situaciones: mediante la producción de viviendas a bajo costo y financiamientos blandos para la clase trabajadora, muy especialmente a las de ingresos más deprimidos, que vallan acompañados del los medios ocupacionales y de producción de riquezas; eliminando así los altos índices de concentración de personas en las grandes ciudades, que provocan la arrabalización y pauperización creciente en sectores no actos para el desarrollo y menos aun para vivir de manera adecuada y digna; lo que igual significa verdadera prosperidad o progreso, y en suma, mayor felicidad para todas las personas, especialmente por que elimina varios de los males sociales más preocupantes, los focos de violencia e inseguridad ciudadana, aumenta las garantías de los derechos fundamentales: la seguridad y la paz familiar, salud, derechos de la niñez (sobre todo su alimentación, educación y viabilidad social), la libertad, la capacidad de ahorro (garantía económica), dinamización de las actividades productivas y mercantiles, y con ello, un verdadero crecimiento de la economía nacional, basada en el bienestar de la gente.

Es por ello que resolvemos pues, agrupar en el seno de una solida organización pluralista, a todas y todos los que de algún modo se sientan identificados con la necesidad de propiciar mayores posibilidades y oportunidades de acceso a una vivienda digna, propia o alquilada. Con tal espíritu decide ser parte, y al inscribirte en la ONV te acoge a los estatutos que la rigen, desde donde enarbolaremos las luchas unitarias en pro de estos derechos fundamentales, teniendo como punta de lanza el acceso al derecho a la propiedad de una vivienda adecuada, y al menos lograr que cada familia dominicana pueda acceder al derechos legítimo de poseer un hogar en condiciones adecuadas, ya sea en una vivienda propia o alquilada, o mejorar la que ya se posea; reconociendo que es el eslabón insoslayable para hacer efectiva la consecución de otros derechos de igual o mayor jerarquía para el desarrollo que requiere el ser humano; materia primaria o fundamental para lograr el desarrollo individual y social.

Los miembros de la ONV, declaramos libre y voluntariamente bajo la fe del juramento patriótico, como dominicanos unidos y solidarios, que apoyaremos y procuraremos el apoyo necesario para hacer posible que la conquista del derecho de acceso a viviendas adecuadas, propias o de alquiler, sea una realidad alcanzable en la República Dominicana.

comments powered by Disqus